Jesse Navarro: Dedicación y Experiencia.

Este es un ANUNCIO

Por Roxana Díaz

“Sin duda este es el país de las oportunidades, pero se tienen que buscar. Educarnos, prepararnos, todo empieza con un sueño, después se convierte en un plan y se pone en acción” comentó Jesse Navarro, Director de Relaciones Comunitarias de la Fiscalía de San Diego, ha estado en constante lucha para que los latinos y ciudadanos de otras nacionalidades sean reconocidos y respetados en este país.

Nacido en Tijuana, Baja California, emigro a los Estados Unidos en 1961, específicamente a la ciudad de San Diego, CA. con su madre, sus dos hermanos y su padrastro norteamericano.

Comenzó a estudiar la secundaria y fue ahí donde por primera vez se enfrentó a la discriminación hacia los latinos, “Eran tiempos muy diferentes y difíciles. Los hispanos éramos minoría, en la escuela había 1500 estudiantes, había menos de 50 latinos y la mitad no hablaba español,  o simplemente no querían. Los sistemas escolares de ese tiempo no incorporaban educación bilingüe y tampoco estaban interesados en ayudar a las minorías” comentó Navarro.

No solo sufrió acoso por ser mexicano, sino también por su nombre oficial “Jesús”, se burlaban porque no estaban acostumbrados a escuchar ese nombre y una maestra le recomendó cambiarlo a la traducción más cercana al inglés,” Jesse”. Aceptó y se sintió cómodo, desde entonces es conocido como Jesse Navarro.

Navarro observó que uno de los principales retos era el idioma y empezó a relacionarse amistosamente con extranjeros, sus amigos fueron un ruso, chino y americano, de esta manera era obligatorio hablar inglés.

En el año 1967 a punto de finalizar su preparatoria, Jesse Navarro tenía un sueño, ser oficial de la policía de San Diego, admiraba el trabajo que hacían. Su consejero le dijo que era muy complicado como latino, porque el 95% de policías eran americanos. Navarro desistió por ese momento y opto por entrar a estudiar mecánica en el San Diego City College.

A los 19 años decide casarse con su actual esposa, su linda María de 17 años, originaria de Guanajuato, México, para ese entonces era estudiante, trabajaba por las tardes en un restaurante y fines semana como jardinero con la ayuda de su esposa.  Jesse Navarro se desempeñó como mecánico, soldador y jardinero pero ningún trabajo lo satisfacía.

En su mente y corazón estaba la pasión de ser policía, y para iniciar ese camino entro al Colegio Comunitario a estudiar por 3 años Justicia Criminal. Terminando aplicó para 20 diferentes departamentos policiacos del Sur de California. Su primera oportunidad fue en la Patrulla Fronteriza en Texas y la rechazo. La Policía de Los Ángeles lo admitió, pero semanas antes recibe una llamada del Departamento Policiaco de San Diego para ofrecerle el empleo de sus sueños.

Navarro mencionó, “comencé la academia de policía el 15 de marzo de 1974 a las 7 de la mañana, por 6 meses. Fue un reto muy duro tanto académico como físico, inicié patrullando las calles de San Ysidro, orgulloso y feliz de haber cumplido mi sueño.”  Pero no todo fue felicidad, empezó a vivir de nuevo el racismo y discriminación laboral. Eran 100 oficiales y 25 eran latinos, se dio cuenta que sus compañeros hispanos, afroamericanos y mujeres eran eliminados injustamente. Fue ahí donde tomo la decisión que cambio su vida, entablar la primera demanda civil  en la historia de San Diego en contra del Departamento de Policía por discriminación y racismo.

Después de dos años de investigación el Gobierno Federal, reconoció la discriminación y Jesse Navarro pidió en la orden de corte federal, un trato justo y de respeto para las minorías.  Durante 15 años Navarro se desempeñó como policía. Cuando renunció fue investigador privado para el Gobierno Federal, Procuraduría del Estado y realizó investigaciones sobre el narcotráfico en México por 12 años.

Fue hasta que Bonnie Dumanis, primera mujer fiscal en San Diego, lo invito a participar en su campaña política y a ser parte del equipo administrativo como Director de Relaciones Comunitarias.  Actualmente Jesse Navarro trabaja arduamente y personalmente con todas las comunidades de distintas nacionalidades y tribus indígenas para conocer sus necesidades y problemáticas, ofrece platicas bilingües de seguridad pública resaltando que la Fiscalía de San Diego está cerca de usted y con mayor accesibilidad, creando un ambiente en las comunidades de confianza y seguridad.

Jesse.navarro@sdcda.org

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: