MANA, motivando jóvenes latinas para un futuro mejor.

Este es un ANUNCIO

Por Roxana Díaz

Gabriela Hooshmand ha trabajado en la búsqueda inalcanzable para ayudar a la comunidad hispana, principalmente en el tema educativo. Es originaria de la ciudad de México, con una familia de dos hermanos, su padre dentista y su madre contadora. También estudio contabilidad y con el tiempo tuvo una oportunidad de trabajo en la ciudad de Ensenada, Baja California, donde permaneció dos años.

En 1989 se trasladó a los Estados Unidos, donde encontró un espacio para trabajar en una de las áreas más interesantes para Gabriela, la docencia, que por circunstancias de la vida nunca estudio para maestra. También conoció a su esposo y tienen 18 años de casados. Empezó a laborar en el distrito escolar de Escondido, CA como asistente de maestra, trabajaba con alumnos que venían de México y su nivel de inglés era muy bajo. Les ayudaba con la lectura en español traduciéndola en inglés.

Hooshmand es madre de dos hijas y cuando comenzaron a asistir a preescolar, se dio cuenta de la necesidad tan grande que existía en las familias latinas para comprender el sistema educativo de los Estados Unidos. Por esa razón social trabajó 9 años en el Instituto de Padres, organización no lucrativa, dando clases a los papás sobre el sistema escolar, asistiendo a diferentes escuelas del Condado de San Diego. Gabriela Hosshmand siempre estuvo rodeada del contexto educativo y fue en esa etapa donde conoció a la organización MANA.

Debido a su larga experiencia la nominaron para vicepresidenta de dicha asociación, a partir de ahí comenzó a tomar liderazgo y en el 2010 se convirtió en la presidenta de MANA. Donde encontró el reto que siempre había buscado a lo largo de su carrera, ayudar a padres de familia y a sus hijos para prepararse exitosamente.

MANA es una organización a nivel nacional, que se encarga de proveer a las adolescentes y mujeres las herramientas necesarias para lograr un mayor éxito. “Estadísticamente en California un 45 % de adolescentes latinas salen embarazadas, en la preparatoria el índice es muy alto, es ahí donde se tiene que trabajar y cambiar la mentalidad de las jóvenes y su prioridad sea salir adelante con la educación”, expresó Hooshmand.

A través del programa “Hermanitas”, MANA trata de erradicar la problemática de apatía que persiste actualmente en la juventud. Gabriela explicó, “desafortunadamente en algunos casos no existe un ejemplo a seguir dentro del entorno familiar, en otras circunstancias hay padres que no asistieron a la universidad pero están interesados en que sus hijos cumplan esa meta”.

Este programa se encarga de motivar a las jóvenes latinas, se requiere de un promedio de 1.6 a 2.5, no tener notas de mala conducta y lo más importante ganas, dedicación y constancia. “Como dice Martin Luther King, tengo un sueño y mi sueño es ofrecer clases a los padres de familia, no solo a las adolescentes, de esta manera lograr poner en práctica todo lo aprendido en el ámbito familiar”, comentó la presidenta de MANA.

Gabriela ha sido reconocida con diversos premios por su labor educativa y lucrativa. Uno de los principales retos que se ha enfrentado es no darse por vencida, independientemente de los obstáculos que se puedan presentar. La persistencia y constancia han sido sus mejores aliados a lo largo de su vida familiar y profesional.

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: