¿Qué es realmente la depresión?

Este es un ANUNCIO

Por Agustín Ortíz IMFT

Dentro de las enfermedades mentales en los seres humanos una de las que más afecta entre otras es la depresión y más de 121 millones de personas sufren de este mal a nivel mundial. La enfermedad mental de la depresión es tan común y frecuente que a veces pensamos y existen creencias sobre su naturaleza y su curación que conducen al error tanto a psiquiatras como a terapeutas, así como también al público en general.

 
El problema de caer en el error es por desconocer sus orígenes químicos, cógnitivos y creer que la depresión es una respuesta natural del organismo, o una situación psicológica.

Tanto la mujer como el hombre, los niños las niñas y los adolescentes sufren de este mal mental, y si a esto le unimos un gran número de factores históricos, sociales, religiosos, políticos, eventos traumáticos, pobreza, riqueza, fama, éxito, miseria, abuso sexual y emocional, por lo tanto tenemos suficientes razones para deprimirnos.

Causas de la depresión

En los trastornos depresivos se ha encontrado que hay cierta influencia genética, es por eso que es muy importante que el psiquiatra o el terapeuta verifiquen la historia familiar para identificar rastros de esta enfermedad mental, trazar un árbol genealógico.

Las últimas investigaciones sobre la depresión han concluido que este trastorno se debe a un cierto desbalance en la química del cerebro que hace que el ser humano se deprima, o sea la disminución de la serotonina o adrenalina, o cierta anormalidad cerebral, estos dos factores juegan un papel importante en la depresión clínica. Por lo tanto los neurotransmisores no son los únicos encargados con la falta de los mensajeros en el espacio intersticial interneural. Estos son los procesos cerebrales que constituyen parte de las bases fisiológicas de las distintas funciones del cerebro.

Por lo tanto, se deben de considerar otros factores de riesgo importantes como el hecho de haber sufrido traumas, eventos importantes que cambiaron la historia personal, abuso sexual, violaciones sexuales, violencia doméstica o pérdidas emocionales.

Tipos de depresión

Depresión Mayor: originada por una disfunción bioquímica del cerebro es hereditaria y contiene por tanto un elemento genético. Depresión crónica: la persona se encuentra deprimida por lo menos dos años en que el individuo esta depresivo la mayor parte del tiempo, por lo menos todos los días.

Depresión bipolar o neurosis maniaco depresiva: se manifiesta en una alteración de periodos de estado depresivo profundo a estados de euforia e hiperactividad.

Depresión Toxica

su origen se encuentra por el uso o abuso de fármacos y alcohol, drogas sintéticas o secuelas de enfermedades vitales. Depresión post-parto: que se puede presentar al tercer o cuarto día después del  parto puede durar una semana aproximadamente, en otros casos más tiempo.

Factores de riesgo a considerar como causa de los diferentes tipos de depresión: Decaimiento de ánimo: La persona puede estar triste, con ganas de llorar, perdida o falta de placer o interés en actividades que eran de su gusto, experimentar una sensación de vacío, ansiedad, irritabilidad, falta de deseo sexual, no tener deseos de socializar.

Cambio en el pensamiento: se experimenta en la disminución y concentración, que muchas personas la relacionan con la pérdida de memoria, sino que más bien se trata de un déficit en la atención. Tendencia al pesimismo: la persona con depresión experimenta sentimientos de culpa que antes no vivía o era manejable. Indecisión, deseo constante de quererse morir, y concluye si me muero no importa, y una alta frecuencia de quererse

Suicidio / Manifestaciones somáticas

La depresión hace sufrir al cuerpo, por lo tanto la persona sufre de fatiga, dolores en varias partes de su cuerpo, problemas y alteraciones gastrointestinales, trastornos del sueño como insomnio y somnolencia, además alteraciones en el apetito, entre otras cosas.

Muchas de las personas que sufren de depresión pueden tener o padecer al mismo tiempo otras enfermedades mentales, lo que hace muchas veces más complicado su curación y tratamiento. Por lo tanto si la persona no es tratada adecuadamente, según los protocolos, habrá recaídas muy negativas para una evolución positiva, o episodios recurrentes que deterioraran mucho al individuo y producirán un impacto nocivo, de tipo funcional, neurobiológico y psicosocial.

La persona deprimida puede también beneficiarse de la psicoterapia, y de la visita a un psiquiatra para que le recete un medicamento, el medicamento le va ayudar a normalizar o nivelar su estado de ánimo, y la dinámica de la terapia le va ayudar a resolver los traumas, es muy importante para la persona deprimida que comience a tomar su medicamento primero y luego empezar un proceso terapéutico con un psicólogo o psicoterapeuta.

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: