¿Qué pasará con tus propiedades cuando mueras?

Este es un ANUNCIO

Por Mary Burns

En el estado de California existen diferentes opciones mediante las cuales el dueño de una propiedad puede estipular quien tomará posesión de la misma en caso de muerte.

Entre las más comunes están: Los testamentos, creación de un fideicomiso, o en el caso de personas que poseen propiedades de tenencia en conjunto o propiedades en comunidad, con derecho de supervivencia. A partir del 1º. De Enero de 2016 entró en vigor el RTDD por sus siglas en inglés, que significa Transferencia Revocable, Escritura de Muerte.

En otros estados de la nación este proceso ha sido legal por mucho tiempo, en Septiembre 21 esta Ley fue finalmente aprobada en California y podrá ser utilizada desde Enero de 2016, hasta Enero de 2021 (en el caso de que no sea extendido).

Anteriormente la única manera de evitar que las propiedades se fueran a “Probate”, (proceso legal en el cual la corte distribuye los bienes de una persona después de su muerte cuando no existe un testamento) era con los métodos descritos anteriormente, añadiendo a alguien en el título de la propiedad, haciendo un testamento o creando un fideicomiso, los cuales pueden costar entre $2,000 a $6,000 o más.

A partir de Enero las personas solo tienen que firmar un documento llamado “Simple Revocable Transfer on Death Deed” nombrando a la persona que recibirá la propiedad cuando el propietario muera. Tiene que ser notariado ante un notario público y registrado en el condado en un lapso de 60 días.

Si la persona cambia de parecer, este puede ser anulado en cualquier momento, ya sea haciendo una revocación del mismo, registrando otro documento nombrando a otra persona o transfiriendo la propiedad.

Este proceso solo puede ser utilizado para propiedades residenciales de hasta 4 unidades, o tierras agriculturales de 40 acres o menos con residencia familiar. Aún registrando este instrumento las propiedades están sujetas a gravámenes o retención y reclamos de reembolso de Medi-Cal.

En el caso de que RTDD no sea extendida más allá del año 2021, todos los documentos registrados en el condado mantendrán su validez. Gracias a esta nueva opción conveniente y económica, personas que antes no tenían la posibilidad para hacer un testamento o fideicomiso ahora tendrán la tranquilidad de dejar por escrito sus propiedades de bienes raíces a sus descendientes y evitarles a ellos el proceso de “Probate” que puede durar de 6 meses a un año y en ocasiones mucho más.

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: