El Refugio del Miedo: Violencia Doméstica

Este es un ANUNCIO

Por Roxana Díaz

La psicóloga y escritora española Victoria Sau dijo; “La obra perfecta de la agresividad es conseguir que la víctima admire al verdugo”, palabras exactas para describir a una víctima de violencia doméstica.

Según la Organización de las Naciones Unidas, (ONU) el 35% de las mujeres a nivel mundial han sufrido violencia física y sexual (estadísticas hasta el 2013). No es fácil determinar si al inicio de una relación va a existir abuso o violencia doméstica.

Al principio el agresor no siempre muestra tendencias de controlar a su pareja, inclusive la relación la maneja perfectamente. La violencia doméstica es diferente en cada pareja, pero el factor común es donde el agresor comete acto tras acto para mantener el control y poder sobre su pareja.

Claudia G. Grasso es abogada, con 13 años trabajando como fiscal de distrito y 10 años de experiencia en casos de violencia doméstica y explica algunos puntos que describen la manipulación y violencia en la pareja:

. Diciéndole a la mujer que ella no hace nada bien.

.  Celos sobre el tiempo que pasa con amigas, amigos y familia.  Precisamente, celos cuando ella no está con él.

.  No dejar que la mujer tenga amigas o amigos y limitar el contacto con ellos.

.  Avergonzarla y humillarla constantemente, por ejemplo diciéndole que es tonta, fea, gorda y no puede hacer nada bien, etc.

. Controla hasta el último centavo de la casa.

. Le quita el dinero y hace que ella le ruegue por cada centavo.

. Controla lo que ve la mujer, donde va y todo lo que hace.

.  Le dice que es mala madre y amenaza con quitarle los hijos.

. Destruye las posesiones de la mujer o amenaza con hacerle daño a sus mascotas y evita que trabajé o vaya a la escuela.

.  Intimida o asusta a la mujer con pistolas y otras armas

.  Ejerce presión para tener relaciones sexuales, aunque ella no quiera

.  Presiona a la mujer para tomar drogas y alcohol.

Grasso trabajó por 4 años en la corte de la ciudad de Vista y comentó, “en el 2014 recibimos 2,690 casos de violencia doméstica. No mantenemos estadísticas de violencia en las mujeres latinas, pero yo diría que el porcentaje es muy grande”.

Así mismo expresó que desafortunadamente muchas veces las víctimas no están dispuestas a colaborar para enjuiciar al agresor, principalmente por miedo, no poder mantenerse económicamente sin él, presión familiar o por situaciones migratorias.

Un empujón, cachetada o patada, son formas de violencia, la ley la define como; el acusado a propósito (no fue accidente) tocó a la víctima de una manera ofensiva y dañina.  Se puede tocar con un objeto.  No importa lo mínimo de la forma en que se tocó, solamente que fue en un estado de enojo o violento.  No se tiene que dejar ninguna herida / lesión.

Cuando se tienen cargos formales de violencia doméstica contra un agresor, el juez automáticamente impone una orden de restricción.  Si no hay cargos o no se habló a la policía, la víctima puede ir a la corte (en Vista, Chula Vista, El Cajón o San Diego, dependiendo donde viven) y llenar una declaración jurada explicando el abuso y violencia.  Si hubo reportes con la policía, deben de obtener copias de los incidentes y añadirlos a las declaraciones.

El juez entonces puede imponer una orden temporaria y darle aviso al acusado advirtiéndole de la orden.  Se impone fecha para una audición donde se toma todo en cuenta y la víctima en ocasiones tiene la oportunidad de describir el abuso y violencia.  El juez luego decide imponer una orden de restricción permanente por 3 años y se puede extender hasta 10 años.

Si la violencia es más grave o hubo uso de armas, cuchillos, etc, el agresor puede obtener tiempo en la cárcel. Al primer acto de violencia, una víctima debe salirse de la relación, hablar a la policía y obtener una orden de restricción.  Si se deja pasar los actos de violencia, aunque sean mínimos, el agresor se siente con derecho y permiso para seguir con la violencia y muchas veces llegar hasta la muerte.

La línea directa nacional de violencia doméstica es 800-799- 7233.  Este número es seguro para víctimas y se puede llamar las 24 horas. Siempre hay alguien que habla español.

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: