VALDES & ASOCIADOS: Abriendo Puertas hacia inmigración

Este es un ANUNCIO

Por Esther R. Valdes, Abogada de Leyes

Como Abogada de Inmigración, parte de mi trabajo no solamente es representar a mis clientes en la Corte de Inmigración, sino también protegerlos de consequencias negativas al intentar inmigrarse a Estados Unidos. Desde el inicio de mi bufete jurídico, nos dedicamos a representar a clientes de una manera capaz, efectiva, y honesta. En estos años, Valdes & Asociados ha tenido triunfos en abogar por familias inmigrantes no solamente delante de las Cortes de Inmigración, también reuniendo familias separadas por la frontera.

Un problema que persistía para nuestras familias se presentaba en situaciones donde un residente legal de Estados Unidos deseaba peticionar a su hijo o esposo. El obstáculo era que si el hijo o esposa salía de Estados Unidos después de haber vivido ilegalmente más de un año, se les imponía un castigo que obligaba a los familiares que permanecieran fuera de Estados Unidos hasta que se efectuará un perdón. A partir del 29 de agosto del 2016, esto cambiará y permitirá que miles de familias permanezcan unidas y no separadas por barreras geográficas.

El 29 de julio el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), anunció que a partir del 29 de agosto del 2016, el proceso de exención (un “Perdón”) provisional, el cual permite que ciertas personas que son familiares de ciudadanos estadunidenses y ahora residentes permanentes legales quienes ya son elegibles a visas de inmigrante, puedan solicitar una Exención Provisional desde adentro de los Estados Unidos.

Permítanme explicar detalladamente: si una persona entra a Estados Unidos sin documentos, y permanece en Estados Unidos tendría que salir a Ciudad Juárez para pedir una exención (“perdón”) por haber vivido en Estados Unidos sin permiso legal. En el 2013, USCIS anunció que ciertos familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses pueden solicitar exenciones provisionales por presencia ilegal, al demostrar “dificultades extremas” que sufrirían sus esposos o padres ciudadanos estadounidenses desde los Estados Unidos, sin necesidad de salir a México para completar la exención. Este proceso evito que miles de familias permanecieran juntas al tiempo de solicitar una exención. Desde el 2013, mi bufete jurídico ha procesado más de 35 exenciones provisionales, con taza de éxito de 34 aprobados. Sin embargo, nuestros clientes que eran residentes legales, no podían completar este proceso porque no eran ciudadanos. ¡Hasta ahora!

Al partir del 29 de agosto del año en curso, USCIS extenderá la elegibilidad al proceso de exención provisional a todas las personas estatuariamente elegibles a la exención de inadmisibilidad por presencia ilegal. Para calificar a la exención provisional los solicitantes deben ser los cónyuges o padres ciudadanos estadounidenses o RESIDENTES PERMANENTES LEGALES los cuales sufrirán “dificultades extremas” si los solicitantes no están autorizados a regresar a los Estados Unidos.

Si usted es un residente permanente y no ha querido o podido inmigrar a su cónyuge o hijo para evitar la “salida a Juárez” este ya no será un obstáculo. Si usted desea comenzar el proceso de inmigrar a su hijo o cónyuge, les aconsejamos que acudan a una asesoría legal para evitar problemas y obstáculos a su exención. El acudir con un abogado de buena reputación evita estafas, engaños, mal consejo, y la negación de esta exención, al igual que evitará una gran pérdida de su dinero.

Al tiempo de considerar si usted y su familia empezaran el proceso de inmigrar a un familiar, consideren que se tendrá que presentar una Petición Familiar (I-130) para iniciar. Esta petición tendrá que ser aprobada. El siguiente paso sería pagar las cuotas de inmigración al servicio de visas, y notificar al Departamento de Estado de su intención de permanecer en Estados Unidos y presentar su exención provisional desde este país. Al tiempo de preparar su exención, tendrá que relatar su pariente de manera honesta y confidencial cada entrada y salida y detención por inmigración que ha pasado, porque la exención solo aplica para personas que han entrado a los Estados Unidos una sola vez.

Como pueden ver, el trámite de inmigrarse puede ser delicado y complicado. En este artículo pudimos tocar solo una fracción de las posibilidades que existen bajo esta nueva regla. Por ejemplo, personas que han tenido una orden de deportación la cual no ha sido ejecutada, también podrán beneficiarse de esta exención ya que no tendrán que salir del país y “auto-deportarse”, así podrán pedir una exención junto con una solicitud de permiso para reaplicar y ser admitido a los Estados Unidos después de haber sido deportado o removido.
En Valdes & Asociados mantenemos la confianza del pueblo hispano por nuestra dedicación a mantener a familias libres de peligros hacia su felicidad. Siempre estamos vigilando no solamente las posibles consecuencias negativas hacia su familia, pero también evitando obstáculos e identificando soluciones eficaces y económicas.

Si usted desea aprender más sobre las exenciones provisionales o hablar personalmente con la Abogada Esther Valdes, llámenos al (619) 595-3105, para ver si su familia es elegible para esta nueva solución migratoria.

Patrocinador

Este es un ANUNCIO

Be the first to comment

Deja un comentario

UA-86113304-1
A %d blogueros les gusta esto: